Home / Formación Docente / La metacognición, autoevaluación y coevaluación
La metacognición, autoevaluación y coevaluación

La metacognición, autoevaluación y coevaluación

La metagognición, autoevaluación y coevaluación son procesos que permiten a los docentes y a los estudiantes, tener elementos de juicios para facilitar y reorientar el aprendizaje, valorar el desempeño y situación real del aprendizaje, así como, adecuar las estrategias de aprendizaje que mejor respondan a las necesidades e intereses de los estudiantes.



La metacognición es la capacidad que tenemos de autorregular el propio aprendizaje, es decir de planificar qué estrategias permiten aprender, procesar ideas, conocer e identificar estilos de aprendizaje, controlar el proceso, evaluarlo para detectar posibles fallos, y como consecuencia transferir todo ello a un nuevo proceso. Es aprender a razonar sobre el propio razonamiento, aplicación del pensamiento al acto de pensar, aprender a aprender, es mejorar las actividades y las tareas intelectuales que uno lleva a cabo, usando la reflexión para orientarlas y asegurarse una buena ejecución.

La autoevaluación es cuando los estudiantes se monitorean a sí mismos y hacen juicios de su propio aprendizaje. Puede realizarse al inicio para familiarizar a los estudiantes en sub grupos y después individualmente, formulando preguntas sencillas y breves tales como: ¿qué hicimos?, ¿qué no entendimos?, ¿qué falta?, ¿por qué?

Una vez que los estudiantes han aprendido a autoevaluarse en pequeños grupos e individualmente, pueden incorporase otras preguntas de mayor complejidad referidas a distintos aspectos tales como: el avance de los objetivos, contenidos, habilidades o competencias, la participación, la responsabilidad en tareas o trabajos, entre otras.

Algunas de estas preguntas pueden ser: ¿qué aprendí en esta lección?, ¿qué aspectos me faltan?, ¿cuáles son mis dificultades?, ¿en qué debo mejorar?, ¿por qué?

La autoevaluación le permitirá al estudiante participar de la valoración de su aprendizaje, reconocer sus avances, logros y dificultades, analizar su desempeño individual y grupal en el proceso de aprendizaje, así como desarrollar una actitud crítica y reflexiva.

La coevaluación es la valoración por parte de los estudiantes, del trabajo y desempeño realizado en sub grupos. Al igual que en la autoevaluación se recomienda iniciar con preguntas sencillas y breves tales como: ¿qué hicimos?, ¿qué no entendimos?, ¿qué falta?, ¿por qué? y posterior pueden implementarse preguntas de mayor complejidad tales como: ¿se lograron los objetivos propuestos?, ¿por qué?, ¿cuáles son las dificultades y problemas que tenemos en el grupo?, ¿por qué?

Los procesos de coevaluación permiten al estudiante tomar conciencia acerca de los avances, logros y limitaciones, que se dieron de forma individual y grupal durante el trabajo realizado. Contribuye además al fortalecimiento de la convivencia, solidaridad, sociabilidad y respeto.

APÓYANOS RECOMENDÁNDONOS EN FACEBOOK O TWITTER

x

Artículo Recomendado

ejemplo-de-conclusiones-descriptivas-siagie

Ejemplos de conclusiones descriptivas – SIAGIE

Ejemplos de conclusiones descriptivas que servirán como guía, y algunas orientaciones para que el docente realice de manera correcta el registro de la observación ...